40 Famosos que Viajan su Jet Privado y Superyates

Volar alto en un jet privado o navegar en tu superyate… Estos se encuentran seguramente entre las mejores vías de transporte. Sin embargo, estos son lujos que solo pueden tener las personas más ricas del planeta. Si puedes soportar un sentimiento de envidia, o tal vez, repulsión, sigue leyendo para conocer 40 ejemplos de consumo evidente..

40. The Edge

En 2008, circularon rumores de que el líder de U2, Bono, había comprado un superyate. Aunque luego se demostró que el rumor no era cierto, había un elemento de verdad, solo que el nombre del grupo no era el correcto. El barco de 15,4 millones de dólares en realidad pertenece al guitarrista de U2, The Edge. Le dijo al Irish Independent . “No es el yate de Bono. Es mío. Bono no sabe de barcos”.

39. Giorgio Armani

Lo primero que verás del superyate de la leyenda de la moda Giorgio Armani, llamado Main, es su color verde oscuro. Eso no es un color común para una nave de lujo, pero lo hizo a propósito. El diseñador optó por esa color para camuflar su bote de 213 pies en el océano. El interior no es menos deslumbrante. Además de tener vistas panorámicas, ofrece habitaciones para 12 personas con capacidad para 14 tripulantes.

ADVERTISEMENT

38. Rafael Nadal

En 2019, la superestrella del tenis Rafael Nadal decidió que estaba harto de alquilar yates. Para arreglarlo, pensó que le había llegado el momento de comprar el suyo. Y eso es exactamente lo que hizo, encargando un enorme barco de 78 pies a la empresa polaca Sunreef Yachts. El catamarán a medida resultante ha sido diseñado para navegar por la isla natal de Nadal, Mallorca.

37. Steven Spielberg

ADVERTISEMENT

El aclamado director de Tiburón y Parque Jurásico es uno de los cineastas más ricos de Hollywood, por lo que no es raro que sea dueño de un superyate. El barco Seven Seas de Steven Spielberg, valorado en 200 millones de dólares, cuenta con helipuerto, gimnasio, un spa y, naturalmente, un par de salas de cine. Su característica principal es la pared de vidrio de 150 pies, que también se puede usar como pantalla.

36. Billy Joel

El “Hombre del Piano” es lo que podríamos llamar un fanático de los superyates, ya que fue dueño de un grupo de embarcaciones. Pero la compra de botes no fue suficiente para satisfacer su interés por las aguas abiertas. En 2005, fue al diseñador Doug Zurn para que diseñara su yate. La embarcación, llamada Vendetta, se inspiró en las de la década de los 20, combinando la estética de la época con la tecnología moderna.

ADVERTISEMENT

35. Roberto Cavalli

ADVERTISEMENT

Si Batman tuviera un Bat-yate, probablemente sería así. El Freedom, completamente negro, pertenece al diseñador de moda italiano Roberto Cavalli y, comparándolo con los otros superyates, es una embarcación diminuta, con tan solo 91 pies. Aún así, aparentemente todo va bien para Cavalli, quien concibió el bote hecho a medida para que las parejas lo usaran en vacaciones.

34. P. Diddy

Mientras que muchas celebridades han diseñado sus propias embarcaciones, el rapero Sean “P. Diddy” Combs aparentemente adquirió el suyo del ex director ejecutivo de Google, Eric Schmidt. No fue una compra barata, ya que el enorme yate de 195 pies, llamado Oasis, supuestamente cambió de manos por aproximadamente 72 millones de dólares. Desde entonces, Combs ha organizado innumerables fiestas a bordo del barco, que efectivamente tiene su propia discoteca.

ADVERTISEMENT

33. Mariah Carey

ADVERTISEMENT

Podrías suponer que una pareja de famosos estaría feliz de compartir un yate. Pero te equivocas si piensas en Mariah Carey y James Packer. Tenían un bote cada uno. Carey dijo al medio Entertainment Tonight: “Es importante tener uno cada uno”. Toda una suerte. La diva no tuvo que renunciar a la vida en los mares cuando rompieron su compromiso en 2016. El barco elegido por Carey es uno enorme de 192 pies, llamado Capri.

32. Michael Jordan

Michael Jordan, la leyenda del baloncesto, sabe cómo mantener su marca. Mira su yate de pesca deportivo de 80 pies como prueba de ello. Además de que combina con su avión privado, el barco se llama Catch 23, un juego de palabras con su icónico dórsal. El barco de 8 millones dólares es el segundo yate de Jordan, complementando otro crucero mucho más grande que se dice que cuesta 840,000 dólares por semana para navegar.

ADVERTISEMENT

31. David Geffen

ADVERTISEMENT

El fundador de DreamWorks, David Geffen, ha sido anfitrión de muchas celebridades en su superyate Rising Sun de 590 millones de dólares. Sí, Barack y Michelle Obama, Leonardo DiCaprio, Oprah Winfrey y Jeff Bezos han zarpado con el magnate del entretenimiento. Su enorme bote de 454 pies fue diseñado originalmente para el empresario Larry Ellison, pero Geffen compró la parte del barco de su compañero multimillonario en 2010.

30. Calvin Klein

Como es de esperar de uno de los diseñadores de moda más ricos del mundo, el yate de Calvin Klein refleja su gusto. Las seis cabinas del barco son elegantes y opulentas, así como sus cubiertas dobles con dos propósitos: Uno ofrece vistas privadas al océano, mientras que el otro ha sido construido para albergar fiestas lujosas, como la que Klein celebró en la noche de apertura del Festival de Cine de Cannes, en 2011.

ADVERTISEMENT

29. Jackie Chan

ADVERTISEMENT

En julio de 2019, el artista de artes marciales y estrella de cine Jackie Chan pasó de su yate de 125 pies al monstruo de tres pisos de 152 pies. Su embarcación tiene una decoración moderna pero refinada. No se puede decir lo mismo de los motores diésel de gran potencia, que ayudan a mantener el barco estable. Eso será una buena noticia para los huéspedes, especialmente si están en el karaoke.

28. Tiger Woods

Algunas personas se aferran a sus coches durante años, mientras que otras se actualizan. Para las celebridades, lo mismo pasa con los yates, y Tiger Woods no podía ser menos. El campeón de golf ha tenido su yate de 20 millones de dólares, llamado Privacy, desde 2004. La enorme nave tiene gimnasio, sala de cine y jacuzzi, mientras que los invitados a bordo han incluido a Oprah Winfrey, Bill Gates y Michael Jordan.

ADVERTISEMENT

27. Tony Parker

ADVERTISEMENT

La estrella de la NBA, Tony Parker, gastó casi 8 millones de dólares en un yate hecho a medida, en 2018. Eso es solo una pequeña fracción de lo que se estima que ganó en su carrera. Y esta compra de lujo le ha brindado la oportunidad de navegar por los océanos con hasta 12 invitados, los cuales han podido disfrutar de la extraordinaria plataforma de natación a bordo y el club de playa.

26. Nicolas Cage

De los cuatro yates que adquirió el actor Nicolas Cage durante su infame juerga y derroche a principios de la década de 2000, Sarita era, según los medios, su más querido. Junto al alojamiento para 12 huéspedes, el barco incluía un comedor al aire libre y un gimnasio. Desafortunadamente, la estrella de National Treasure finalmente se vio obligado a desprenderse del lujoso barco en 2008 para pagar sus impuestos.

ADVERTISEMENT

25. Nicole Kidman

ADVERTISEMENT

La mayoría de nosotros se escandalizaría ante la idea de abandonar un superyate de 150 pies y 3,2 millones de dólares. Pero nosotros no somos la actriz de Hollywood Nicole Kidman, quien supuestamente dejó Hokulani, llamado así en homenaje a su nombre de nacimiento hawaiano, en un complejo de apartamentos de Sydney, en 2008. La nave de color champán finalmente salió al mercado en septiembre de 2019 por un tarifa que no se reveló.

24. Eric Clapton

En 2005, el guitarrista Eric Clapton alquiló un yate de lujo, el Va Bene, para un crucero por el Mediterráneo. Y la experiencia claramente tuvo un gran impacto para él. El músico estaba tan enamorado del barco que lo compró. El tres veces miembro del Salón de la Fama del Rock and Roll luego reacondicionó la nave y lo llenó con obras de arte, antes de venderlo en 2018.

ADVERTISEMENT

23. Johnny Depp

ADVERTISEMENT

Si posees una isla privada, invertir en un superyate es el siguiente paso lógico. Esto fue el pensamiento de Johnny Depp, ya que la estrella de Hollywood compró Vajoliroja en 2007 para navegar a su resort de Bahamas. Luego, según medios, le dio al barco una renovación de estilo Art Deco de 6,5 millones dólares, en 2009, antes de finalmente venderlo a la autora J.K. Rowling por unos 26 millones de dólares, según los rumores.

22. Richard Branson

En 2009, el multimillonario británico Richard Branson adquirió su catamarán Necker Belle y le cambió el nombre a Lady Barbaretta, el mismo que su isla privada. El hombre detrás de la marca Virgin renovó el interior, incluidos los camarotes, antes de ponerlo a disposición para alquilarlo por la modesta suma de 60.000 dólares por semana. Branson puso a la venta el barco en 2014 y se compró cuatro años después por 3 millones de dólares.

ADVERTISEMENT

21. Beyoncé

ADVERTISEMENT

Bey recibió un regalo increíble por su 32 cumpleaños: un yate de 70 millones dólares llamado Galactica Star. La cantante y su esposo, Jay-Z, fletaron el gigantesco barco en 2015 y disfrutan regularmente de él. Tiene tres cubiertas superiores, jacuzzi y piscina con fondo de cristal, además de un club de playa, sauna y bar. La nave es conocida por ser sorprendentemente eficiente para el tamaño que tiene, gracias a sus elegantes líneas.

20. Kim Kardashian

Por supuesto, las Kardashian viajan en su propio jet privado. Después de todo, refugiarse en el coche definitivamente no encajaría con la imagen de aspiraciones que cultivan cuidadosamente. Por eso, Kim Kardashian y su familia se mueven en su Boeing 747 personal. El enorme avión está equipado con varios salones, baños en la suite e incluso una cama confortable y adaptada.

ADVERTISEMENT

19. Taylor Swift

ADVERTISEMENT

Dado que Taylor Swift es uno de las artistas más ricas del planeta, no es de extrañar que evite las trampas de los vuelos comerciales. Y es que se desplaza por el mundo en su propio jet privado: un Dassault-Breguet Mystère-Falcon 900. La estrella aparentemente gastó 40 millones de dólares en el avión en 2011 antes de personalizarlo con una calcomanía de su número de la suerte, el 13.

18. Jay-Z

Si alguna vez tienes problemas para encontrar el regalo adecuado para tu pareja, busca inspiración en Beyoncé. Pero claro, te deben sobrar al menos 40 millones de dólares ya que esa es la suma que la cantante derrochóen el jet privado de su esposo Jay-Z. El Bombardier Challenger 850 tiene capacidad para 19 pasajeros y alberga una sala de estar, un dormitorio y una cocina, así como un par de baños.

ADVERTISEMENT

17. Oprah Winfrey

ADVERTISEMENT

En 2019, la personalidad televisiva y multimillonaria Oprah Winfrey le dijo a Vogue que su jet privado era su “mayor lujo”. Lo consideró una necesidad después de que su nueva fama hiciera que los vuelos comerciales fueran difíciles por una experiencia particularmente estresante que tuvo en el Aeropuerto Internacional O’Hare (Chicago), en 1991. La ex presentadora pagó 25 millones de dólares por su primer avión y nunca ha mirado atrás desde entonces.

16. Floyd Mayweather

Floyd Mayweather no solo está invicto en el ring, sino que tampoco tiene rival en los jets privados. La superestrella añadió un tercer avión a su colección en 2018. El arte es inconfundiblemente suyo: “AirMayweather” y su marca TMT. El uniforme de la tripulación tiene un “50-0” bordado, aludiendo al récord. No es raro que Mayweather posea varios aviones, ya que es el boxeador mejor pagado y supuestamente recaudó más de 800 millones de dólares.

ADVERTISEMENT

15. Lewis Hamilton

ADVERTISEMENT

El campeón de Fórmula Uno Lewis Hamilton es una de las estrellas deportivas más ricas del mundo. Pero eso no le impidió verse envuelto en un escándalo en 2017 por su jet privado Bombardier de 21 millones de dólares. Usó supuestamente empresas fantasmas para evadir el pago de impuestos cuando lo importó a Inglaterra desde Canadá, en 2013. Una investigación de medios reveló que lo que había hecho Hamilton no era legal, supuestamente.

14. Triple H

Triple H es uno de los luchadores más emblemáticos de la WWE. Ahora, pasa su tiempo trabajando detrás de la franquicia. Junto a su propio proyecto NXT, también contribuye a las historias de la WWE, gestiona el talento e incluso es relaciones públicas. Es lógico que él y su esposa Stephanie McMahon viajen mucho. Y lo hacen con estilo, en un jet privado Bombardier Global 5000, que costó alrededor de 27 millones de dólares.

ADVERTISEMENT

13. LeBron James

ADVERTISEMENT

LeBron James no es solo uno de los jugadores de baloncesto con más ingresos, sino también es considerado el mejor. No es raro que viaje en jet privado, incluso si es muy caro. La estrella de los Lakers posee un Gulfstream G280, que probablemente le costó unos 22 millones de dólares. Una dilatada carrera respaldada por patrocinadores le han permitido construir un patrimonio de 450 millones de dólares, así que esa compra no le arruinó.

12. Michael Jordan

Incluso el jet privado del ex jugador de baloncesto está pintado para que se parezca a una de sus zapatillas Air Jordan. La nave se actualizó en 2017 para coincidir con el último calzado de su marca. El jet G550 luce el icónico logo Jumpman. Como Jordan es la primera estrella de la NBA en convertirse multimillonario, lo que costó esa compra de lujo es una gota en el océano para el bolsillo de MJ.

ADVERTISEMENT

11. Conor McGregor

ADVERTISEMENT

Antes del lucrativo enfrentamiento de Conor McGregor con Floyd Mayweather en 2017, el ex campeón de UFC se lanzó a su propio jet privado. Apodado “Notorious Airways”, el avión transporta más de 30 pasajeros. McGregor terminó perdiendo su combate inaugural ante Mayweather, pero no le impidió ganar una suma de nueve cifras por sus esfuerzos. Desde entonces, comparte fotos disfrutando del estilo de vida en el Notorious Airways, ya sea por negocios o por placer.

10. Manny Pacquiao

Aparentemente, la sutileza no es el punto fuerte de Manny Pacquiao. El boxeador y político de múltiples talentos probablemente se haya ganado el derecho de adornar su jet con su ostentosa vida. Ostias, si es que es el único campeón mundial de boxeo en ocho divisiones, habiéndose distribuido en múltiples clases de peso. Y, según los medios, su papel actual como senador en Filipinas también lo está preparando para una candidatura presidencial. Entonces, probablemente puedas perdonar a Pacquiao por estampar su nombre y rostro en el lateral de su avión.

ADVERTISEMENT

9. Cristiano Ronaldo

ADVERTISEMENT

Cristiano Ronaldo es claramente un fan de las cosas buenas de la vida y tampoco tiene miedo de mostrarlo. En enero de 2018 poseía el jet privado más caro del “mundillo “futbolero, según The Sun. El Gulfstream G650, de 36 millones de dólares, del delantero de la Juventus alberga casi 20 personas. Es caro y para Ronaldo incluso lo es. Por eso, para recuperar parte del dinero, alquila el avión por 7.000 dólares la hora.

8. Lionel Messi

Si Lionel Messi es mejor jugador que Ronaldo es un gran debate. Pero cuando se trata del valor de los jets privados, hay un claro ganador. Messi va por detrás de su compañero y su viaje cuesta unos 32 millones de dólares. Pero su Embraer Legacy 650 sigue siendo un lujo. Tiene capacidad para 14 personas y almacena más de 1.000 kg, por lo que el capitán del Barcelona nunca tendrá que volar solo.

ADVERTISEMENT

7. Magic Johnson

ADVERTISEMENT

“Magic” Johnson Jr. viaja con estilo en su vida. El ex base armador de los Lakers es dueño de un Gulfstream G-III, a bordo del cual ha ejecutado algunas transacciones históricas. El miembro del Salón de la Fama ha llevado a jugadores en el avión mientras organizaba fichajes en los Lakers, donde gestiona esas operaciones. Mientras tanto, el número de cola del avión es N32MJ, en honor a su dorsal y las iniciales de Johnson.

6. Roger Federer

No es raro que Roger Federer tenga su jet. Es uno de los mejores tenistas del mundo y ostenta numerosos récords. Entre sus logros se encuentran el mayor número de títulos masculinos de Wimbledon o del Abierto de Australia masculino. Todo eso y un montón de acuerdos le han dado a la superestrella suiza una fortuna considerable, convirtiéndolo en el tenista mejor pagado del mundo. Un jet privado parece algo obvio en lo que gastar.

ADVERTISEMENT

5. Tiger Woods

ADVERTISEMENT

Puede que Tiger Woods no sea el golfista que fue, pero su legado deportivo no será igualado. Tampoco lo hará la extravagancia de su jet privado, que vale unos 54 millones de dólares. Woods es uno de los atletas más rentables, por lo que puede darse el lujo de derrochar. Y lo hizo con su Gulfstream G550. De hecho, puede recorrer 7.500 millas sin parar si necesita hacer un viaje desde Nueva York a Shanghai.

4. Bill Gates

Con un patrimonio de unos 116.000 millones de dólares, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, es la persona más rica del mundo, según Bloomberg. Forbes afirma que ese título está en manos del CEO de Amazon, Jeff Bezos. Igualmente, no es probable que te encuentres a Gates en la sala de embarque. Puede haber donado miles de millones a ONG, pero viaja en su jet perivado Bombardier BD-700 Global Express de 19,5 millones de dólares.

ADVERTISEMENT

3. David Beckham

ADVERTISEMENT

Parece que la retirada trata bien a David Beckham. La fortuna de 450 millones de dólares del jugador sigue aumentando por su empresa DB Ventures Limited. Y con todo ese dinero, no es de extrañar que sea dueño de un jet privado. Tiene un Bombardier Challenger 350, el jet de negocios más popular, que cuesta unos 24 millones de dólares. Puede llevar a ocho pasajeros, por lo que hay espacio para Victoria y los niños.

2. Angelina Jolie

Angelina Jolie no solo tiene un avión privado, sino que ella vuela uno. La estrella de cine obtuvo su licencia de piloto en 2004 después de que su hijo mayor, Maddox, mostrara interés en la aviación. Pero los instintos maternos de Jolie aparentemente se activaron al elegir su propio avión, ya que optó por el muy sensible Cirrus SR22-G2. La nave de aproximadamente 300.000 dólares está repleta de elementos de seguridad, incluido un paracaídas incorporado.

ADVERTISEMENT

1. Dwayne Johnson

ADVERTISEMENT

Dwayne “La Roca” Johnson es el actor con mayores ingresos de Hollywood. Tiene sentido que sea propietario de uno de los aviones privados más caros del mundo y, según él, más rápidos. Su Gulfstream G650 vale unos 65 millones de dólares, superando casi todos los demás aviones de esta lista. Las fotos en su Instagram son casi tan icónicas como él. Con su fortuna, Johnson tiene la opción de no pasar tiempo en las terminales.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT