Las 20 reglas que todos los Ángeles del Infierno deben obedecer

Los Ángeles del Infierno tienen una reputación, pero por razones equivocadas. Los policías dicen que están involucrados en actividades ilegales, mientras que el público los ve como forajidos que dominan la carretera. Pero, ¿cuál es la verdad sobre la banda de moteros de fama mundial y sobre sus intimidantes miembros? Bueno, ya que los chicos permanecen, por lo general, callados, conoceremos algunos de sus secretos, incluidas estas 20 reglas sorprendentes que todos deben obedecer, o incluso más que eso.

20. Solo puedes llevar una Harley 

Si quieres unirte a los Ángeles del Infierno, debes comenzar invirtiendo en la motocicleta adecuada. Pero no solo necesitas tener una moto ( sí, el viaje sale de tu bolsillo) ya que también debe venir de un fabricante en concreto. Y es que verás, es costumbre que los miembros solo utilicen modelos Harley-Davidson.

Sin embargo, hay algunas excepciones a esta regla ya que dependerá de a qué banda perteneces de los Angeles del Infierno. Algunos te permitirán una moto que no sea Harley siempre y cuando elijas otra marca de fabricación estadounidense. Entre las opciones aceptables está Buell que, curiosamente, es una subsidiaria de Harley-Davidson.

ADVERTISEMENT

19. Es duro empezar con los Ángeles del Infierno, pero es posible 

Se necesita tiempo para tener un estatus de Ángel del Infierno y la página web de la banda tiene mucho cuidado al señalar eso. Lo dice claramente: “Las bandas de moteros consisten en personas que han viajado juntas durante años, viven en la misma área, son conocidas por la comunidad, llevan carreras y fiestas, y son una hermandad”. Y no puedes crear ese tipo de intimidad de la noche a la mañana.

Por lo tanto, una comunidad de moteros solo consideraría que alguien se convierta en parte de los Ángeles del Infierno después de años de viajar juntos por decisión propia. Quizás es por eso que la página web de la banda no incluye instrucciones sobre cómo unirse. Una vez que estés lo suficientemente consolidado, no tienes que preguntar cómo ni seguir ningún paso. Ya has entrado.

ADVERTISEMENT

18. No cuestiones su gramática 

Ningún gurú de la gramática te dirá que “Hells Angels” (en inglés) debería tener un apóstrofe antes de la primera “s”. El nombre de la banda implica que los moteros pertenecen al infierno, después de todo, por lo que un apóstrofe aclararía esa conexión al crear un posesivo. Pero la organización reconoce solo una ortografía adecuada de su nombre y no hay ningún signo de puntuación a la vista.

ADVERTISEMENT

Los Ángeles del Infierno se adhieren a sus propias reglas y eso parece que también inluye las reglas gramaticales. Incluso la página web oficial crea un punto para cerrar el tema para aquellos que cuestionan esa elección: “Sí, sabemos que falta una apóstrofe, pero eres tú quien la echa de menos. Nosotros no”. Y si deseas posicionarte del lado de un miembro, no te recomendamos que no estés en desacuerdo.

ADVERTISEMENT

17. Hay un código de vestimenta 

La iniciación y ser miembro de los Ángeles del Infierno te brinda un accesorio codiciado: un chaleco adornado con el nombre de la organización y la insignia en la espalda. De esa manera, cuando estás en la carretera, todos sabrán con quién vas. Pero ese no es el único elemento que deben usar los miembros de la banda de moteros.

ADVERTISEMENT

Y es que los Ángeles del Infierno tienen sus propios códigos de vestimenta. Algunos no permiten que sus miembros usen pantalones cortos, mientras que otros prohíben que usen cualquier cosa que no sea el color negro. En otros lugares, sin embargo, a los motociclistas se les puede permitir usar vaqueros y estampado de camuflaje. Y es que estas reglas ayudan a las bandas vecinas a reconocerse entre sí en la carretera.

ADVERTISEMENT

16. Los Ángeles del Infierno conducen en un orden específico 

Si alguna vez has visto a los Ángeles del Infierno rodando por la carretera, sabrás que muchos viajan juntos. A menudo, los miembros pueden hacerse cargo de todo la carretera. E incluso si hay muchas motos y a toda velocidad, existe un orden en el caos que estás presenciando.

ADVERTISEMENT

En la parte delantera de la fila, verás al capitán rodando junto al presidente del clan de los Ángeles del Infierno. Ellos lideran el camino, mientras que el resto de la tripulación se alinea en función de sus clasificaciones personales y por antigüedad. Los nuevos miembros cuelgan cerca de la parte de atrás y los posibles firmantes aparecen más atrás.

ADVERTISEMENT

15. No puedes unirte a otra banda de moteros 

Al leer esta lista, probablemente tengas la sensación de que unirse a los Ángeles del Infierno no es una decisión que se toma a la ligera. Y tienes razón. La organización se enorgullece de las conexiones hechas entre los miembros y de la fuerte hermandad que resulta. Como tal, no es necesario unirse a ninguna otra organización relacionada con las motos.

ADVERTISEMENT

Aparentemente, los Ángeles del Infierno deberían incluso mantenerse alejados de cualquier otro club social o grupo exclusivo. La página web de la organización lo explica: “Nunca mezcles tu apoyo a los Ángeles del Infierno con otros clubes, pandillas callejeras u otros si desconoces la relación entre esos otros y la banda de los moteros Ángeles del Infierno”. Por eso, es mejor ceñirse a quien conoces.

ADVERTISEMENT

14. Los Ángeles no hablan a los medios 

Hay una razón por la que la banda de moteros Ángeles del Infierno es una organización tan misteriosa: sus miembros se esfuerzan por mantenerlo así. Para empezar, no comparten sus planes o actividades programadas con nadie. Y si encuentras a la banda rodando por la carretera, entonces habrás descubierto, junto con el resto del mundo, que tenían programada esa expedición.

ADVERTISEMENT

El secreto de los Ángeles del Infierno viene de una simple política interna: no hables con los medios de comunicación. Los miembros usan su silencio como una forma de proteger su imagen, y protegerse a sí mismos y de los demás. Y como solo aquellos dentro de la organización necesitan saber a qué cartas están jugando y cuándo se están reuniendo, es una mala idea alardear de ello.

ADVERTISEMENT

13. Los chalecos se consideran sagrados 

El chaleco que recibe un miembro de los Ángeles del Infierno” una vez que es incluido oficialmente en el grupo, es más que un simple accesorio. Esa prenda es venerada entre los motociclistas que ingresan en el exclusivo club y todos la tratan con mucho mimo.

ADVERTISEMENT

Así que, si bien es posible que tengas una prenda similar a la que aprecies, esa devoción se quedará atrás si la comparas con ese chaleco. Y es que, al parecer, algunos miembros de la banda de moteros incluso se han negado a permitir que los médicos les quiten el chaleco en situaciones de vida o muerte. Es tal el honor ponerse ese famoso equipo bordado.

ADVERTISEMENT

12. Ser miembro depende de un voto 

Si crees que quieres unirte a los Ángeles del Infierno, entonces debes estar seguro antes de comenzar el proceso. El viaje para ser un nuevo miembro de pleno derecho puede llevar años y hay varios obstáculos que debes saltar antes de convertirte oficialmente en un miembro.

ADVERTISEMENT

Y la culminación de todos esos rituales previos a ser miembro termina con un voto democrático entre todos. Este paso ciertamente habla de la mentalidad de hermandad que tienen los Ángeles del Infierno; básicamente, si le gustas al grupo, entonces estás dentro. Sin embargo, si la mayoría de los chicos no quieren que te unas, es probable que ya no tengas dudas del resultado.

ADVERTISEMENT

11. Antes de estar dentro…ya puedes ser objeto de novatadas 

Has oído hablar de las fraternidades que hacen novatadas a quienes buscan unirse y los Ángeles del Infierno no son diferentes. Por un lado, los futuros iniciados pueden quedarse atascados en esas tareas que los miembros de pleno derecho preferirían evitar. Esto significa, por ejemplo, que los nuevos chicos pueden llegar temprano a una reunión de los estatutos, juntando todo incluso antes de que llegue alguien más.

ADVERTISEMENT

Esto es un ejemplo bastante suave de lo que pueden ser las novatadas de los Ángeles del Infierno” Algunos dicen que el proceso puede volverse violento, aunque eso a su vez desencadena otra regla. Aparentemente, los futuros miembros no pueden arremeter ni luchar contra los miembros mayores que los molestan. Si lo hacen, entonces su camino hacia la membresía termina ahí mismo.

ADVERTISEMENT

10. No puedes ni si quiera enlazar la web sin permiso  

Sabiendo lo que haces ahora, probablemente no quieras meterte con los Ángeles del Infierno. Pero incluso si nunca molestas a un miembro a propósito, es posible que lo hagas sin darte cuenta. Esto se debe a que otra gente no puede vincularse a la página web de la banda de moteros, excepto en un escenario muy concreto.

ADVERTISEMENT

La web de los Ángeles del Infierno lo explica: “No puedes establecer ni operar enlaces a esta página web sin el consentimiento previo por escrito de la banda de moteros de los Ángeles del Infierno”. E incluso si tienes permiso, es posible que no dure para siempre, ya que los miembros se reservan el derecho de retirarlo.

ADVERTISEMENT

9. Di adiós a otras aficiones 

Una vez que te unes a los Ángeles del Infierno, tus hermanos esperarán que pongas la organización como prioridad. Y como la membresía viene con una gran cantidad de ventajas (puede votar en las reuniones, por ejemplo), debes tomar ese honor en serio y hacer del club tu primera prioridad.

ADVERTISEMENT

No hace falta decir que ser parte de los Ángeles del Infierno se convertirá en el único pasatiempo de la mayoría de los miembros. Sí, no tendrán tiempo para inscribirse en las ligas de bolos o tomar clases de cocina. Incluso sus esposas y socios tienen que aceptar que la banda está antes que todo lo demás.

ADVERTISEMENT

 

8. Nadie implicado en actividades policiales puede unirse  

Puedes pensar que un policía encajaría bien en los Ángeles del Infierno, especialmente uno que patrulla en una motocicleta. Sin embargo, ese no es el caso, ya que el grupo en realidad tiene una estricta regla de que no admiten policías. Y lo mismo ocurre con los vigilantes de prisión. De hecho, cualquier vínculo con las fuerzas del orden impedirá que te alistes en la banda.

ADVERTISEMENT

Eso sí, los Ángeles del Infierno no tienen exactamente la mejor relación con la policía, ya que algunos presuntamente participan en actividades ilegales. E incluso si no infringen la ley, los miembros del club se rigen por sus propias reglas y valoran su libertad para hacerlo. Tener un policía entre sus filas sin duda pondría un freno a eso.

ADVERTISEMENT

7. Interrupir una reunión te podría costar caro 

Imagínate una reunión de los Ángeles del Infierno y puedes imaginar que será tan estridente como las payasadas de los motociclistas acelerando en la carretera. Pero existen pautas muy específicas que dictan cómo los miembros deben comportarse en sus reuniones regulares. La organización sigue las Reglas del Orden de Robert, que fueron escritas originalmente en 1876 para ayudar a las empresas a mantener civilizadas las asambleas.

ADVERTISEMENT

Las Reglas del Orden de Robert describen las formas en la que una empresa, o en este caso, los Ángeles del Infierno, puede celebrar una reunión democrática. El grupo tiene que respetar la agenda escrita, mientras que los miembros solo pueden interrumpir cuando sea realmente necesario. Cualquiera que tenga una pregunta también debe plantearla antes de que comience el procedimiento. Y, aparentemente, romper una regla te costará 100 dólares y de tu bolsillo.

ADVERTISEMENT

6. Nunca delates a un compañero de los Ángeles

Supuestamente, no todos los miembros de los Ángeles del Infierno llevan una vida hecha y derecha. Sí, algunos presuntamente participan en tratos ilegales, lo que naturalmente los pone en el radar de las autoridades locales. Pero otros saben qué hacer si la policía comienza a husmear: básicamente, mantenerse callado.

ADVERTISEMENT

 

ADVERTISEMENT

Incluso si un miembro está involucrado en un crimen, el grupo tiene una política estricta de permanecer en silencio. Hablar con la policía o con cualquier otro tipo de investigador podría, después de todo, incriminar a un hermano o, peor aún, a toda la banda. Entonces, por lo general, es mejor asegurarse de que el pico permanece cerrado.

5. El abuso de sustancia está estrictamente prohibido 

Si asumes que la actividad delictiva de los Ángeles del Infierno se extiende a las drogas, has de saber que la organización tiene una política de no tolerancia al contacto o participación con sustancias ilegales. La banda con sede en Toronto, por ejemplo, hace un punto particular para la prohibición del uso de agujas.

ADVERTISEMENT

Al final, el abuso de sustancias afectaría negativamente la reputación de los miembros de los Ángeles del Infierno, por lo que se mantienen alejados de eso. Y la organización también tiene una política de tolerancia cero a la agresión sexual. Si un motero comete un acto de este tipo o consume drogas, entonces está fuera de la banda para siempre.

ADVERTISEMENT

4. Cuando la policía detiene a un miembro, todos aparcan

Por supuesto, los miembros de los Ángeles del Infierno están sujetos a las leyes del país, les guste o no. Y cuando la policía atrapa a un motociclista conduciendo o comportándose ilegalmente, naturalmente no dudarán en detenerlo. Sin embargo, cuando eso sucede, el resto de los estatutos actuará de acuerdo con las reglas del club.

ADVERTISEMENT

En esencia, después de que un miembro sea detenido, sus hermanos harán lo mismo y aparcarán en el arcén de la carretera en solidaridad. Lo hacen como un símbolo de apoyo, pero en la práctica también puede servir para asustar al policía que ha asumido esa responsabilidad.

ADVERTISEMENT

3. No te puedes jubilar

Se necesita mucho tiempo para convertirse en un miembro de pleno derecho de los Ángeles del Infierno, pero la duración de la membresía justifica un proceso de entrevistas tan intensivo. Verás, y es que una vez que estás dentro, estás dentro de por vida, ya que no existe tal cosa como jubilarse del club de moteros. Por supuesto, puedes perder tu lugar en la banda por ir en contra de las reglas, pero eso es básicamente todo.

ADVERTISEMENT

Pero una membresía de por vida tiene sus beneficios, ya que los miembros de los Ángeles del Infierno se vuelven más como una familia que solo miembros de una pandilla de motociclistas. Y generalmente se toman esa conexión muy en serio, siendo hermanos hasta el final, momento en el que le dan a cualquier motero caído una despedida adecuada.

ADVERTISEMENT

2. Romper las reglas tiene serias consecuencias 

Hasta el momento, has aprendido una cosa: los Ángeles del Infierno no solo establecen reglas por el simple hecho de hacerlo. Debe quedar bastante claro que los miembros se toman muy en serio la organización y su reputación. Si alguien entra como miembro al grupo pero no cumple con sus estándares, entonces, o decides seguir las pautas o tendrás serios problemas.

ADVERTISEMENT

Aquellos que han investigado a los Ángeles del Infierno han escuchado historias de terror sobre cómo los miembros restantes queman los tatuajes de aquellos que no han obedecido el código de los moteros. Pero lo peor de todo para cualquier motero es ser borrado del club, lo cual es un gran deshonor, especialmente porque la membresía es un compromiso de por vida.

ADVERTISEMENT

1. Prohibido mujeres 

Escuchar el nombre “Los Ángeles del Infierno” puede llevarte a dar un salto en la historia a la serie de televisión “Los Ángeles de Charlie” y llevarte a asumir que las mujeres pueden viajar junto a los hombres. Pero el grupo no permite que las mujeres se unan, por lo que nunca las verás montar cuando la banda sale a dar una vuelta.

ADVERTISEMENT

Sin embargo, esto no significa que no haya mujeres cercanas a la organización de los Ángeles del Infierno. Muchos de sus miembros, que son hombres, naturalmente tienen esposas y novias en sus vidas, y se espera que ellas también les sigan el juego. Sí, un compañero obediente de los Ángeles del Infierno probablemente aprenderá los trucos del oficio y hará todo lo posible para evitar romper cualquier regla.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT